Constructores denuncian especulación por parte de los industriales y suplidores de agregados

El alza de los precios de los materiales de construcción provocó que a la fecha el costo de las viviendas se haya disparado más de un 30 %, afirmó este jueves el presidente de la Confederación Dominicana de Micro, Pequeñas y Medianas Empresas de la Construcción (Copymecon).

Elíseo Cristopher, titular de la Copymecon, explicó que a principios de 2020 vendían viviendas a RD$1.8 millones y que en la actualidad los presupuestos estiman que la misma estructura subirá por encima de RD$2.4 millones “un alza elevada”.

Cristopher, quien declaró que venden las viviendas a un segmento específico de la sociedad dominicana, indicó que hay un segmento de la población que no puede asumir esa alza de los costos, debido a que continúan con el mismo nivel salarial.

“Probablemente en los próximos días tengamos los tribunales llenos de demandas en contra de las mipymes de la construcción porque no podemos cubrir lo que ya comprometimos en contrato. Las viviendas están vendidas, estamos en plena construcción, ya usamos el dinero de los iniciales y no tenemos con qué devolver ese dinero, pero tampoco tenemos con que entregarlas”, advirtió

Reconoció que en la región ha subido el costo de los insumos de construcción, pero que en el caso de República Dominicana el alza es mucho más elevada, denunciando que hay un elemento especulativo.

Asimismo, el presidente de la Asociación Dominicana de Ferreteros, Arturo Espinal, reafirmó que los precios en la región están muy por debajo que en el país, señalando el caso de los agregados, los cuales dijo se han incrementado en muchos casos entre un 30 % y un 50 %, siendo de producción local.

“Todos los artículos que tienen que ver con la elaboración de una vivienda se han disparado de forma extraordinaria. En un principio se habló del alza del dólar, pero hemos visto que se ha mantenido estable, incluso hacia la baja, entonces no podemos tenerlo como un elemento real y si creemos que hay especulación”, planteó.

Espinal recomendó al Gobierno sentarse con los industriales locales pedirle los costos de producción y que si estos se han incrementado, pues que se les permita al sector ferretero la importación de materiales con condiciones especiales.

Detalló que al inicio de la pandemia un atado de varilla costaba RD$42 mil y que al día de hoy su precio es de RD$62 mil; una funda de cemento pasó de RD$320 a RD$420 en ese mismo período.

De igual forma, indicó que en el caso de las maderas, un pie costaba RD$53 y en la actualidad RD$118 y más. Criticó que las piezas de tuberías se hayan incrementado entre un 100 % y un 200 %.

“Estamos exigiendo al Estado dominicano facilidades para importar materiales de construcción de alta calidad, que rindan los requerimientos necesarios para una buena obra y para que sean más asequibles al consumidor”, solicitó.

Contrario a la protesta

El presidente de la Confederación Dominicana de Micro, Pequeñas y Medianas Empresas de la Construcción dijo estar en contra de cualquier llamado a protestas, manifestando que es tiempo de hablar de soluciones a través de un diálogo.

“Entendemos que una parálisis del sector construcción es devastador, estamos tratando de recuperar la economía dominicana, por lo que debemos unir esfuerzos y buscar soluciones”, precisó.

El presidente de la Asociación Dominicana de Constructores y Promotores de Viviendas (Acoprovi), Jorge Montalvo, advirtió este miércoles que el sector construcción podría paralizar sus actividades de no buscársele una solución el alza de los precios de los insumos.

Deja un comentario