La Unión (Udiep) envió una carta al presidente Luis Abinader con la propuesta, aprobación de bono escolar para reducir el costo de la educación privada

En medio de la incertidumbre que representa para toda la comunidad educativa la posposición en la tarde de ayer del anuncio del plan para inicio del próximo año escolar por parte del Ministerio de Educación, la Unión Dominicana de Instituciones Educativas Privadas (Udiep) continúa su lucha para lograr que el Estado brinde apoyo económico a las familias para el próximo ciclo académico.

La presidente de la entidad, Mercedes Coronado reveló que el pasado día 14 de este mes, le envió una carta con la propuesta de la aplicación del bono escolar al entonces presidente electo Luis Abinader, con el propósito de que pudiera evaluar la iniciativa.

Detalló que la misiva, con fecha 8 de agosto, fue dirigida al despacho del presidente Luis Abinader, con copia al ministro de Educación, Roberto Fulcar, a Jochy Vicente, ministro de Hacienda y Víctor Bisonó, ministro de Industria y Comercio Mipymes.

El bono escolar que propone la Udiep para aligerar el costo de la colegiatura, en momentos cuando muchos padres se encuentran suspendidos de sus empleos, consiste en otorgar a los padres con hijos en colegios privados la cantidad equivalente al monto que pagaría el Gobierno por el cupo de esos alumnos en las escuelas públicas.

Coronado explicó que la escolaridad de un niño en el sector público le cuesta al Estado 93 mil pesos, que son alrededor de unos 9,300 pesos mensuales, y que los padres de la educación privada pagan este monto con sus impuestos, correspondiente al cupo de sus hijos en la escuela pública.

“Las familias van a necesitar apoyo, porque tienen que comprar computadoras, pagar internet, pagar el servicio educativo…y por ser contribuyentes tienen el derecho. Por otro lado, los centros educativos privados, si se pospone la apertura (del año escolar) no podrían sobrevivir, por lo tanto, el Estado, a través de Mipymes, tendría que venir a darnos auxilio”.

La doctora en Educación destacó que los colegios privados del país, además de aportar al fisco, le ahorraron al Estado unos 1,200 millones de dólares al pasado año escolar, por los 637 mil alumnos dominicanos que estudian en esas instituciones.

Recordó que en Guatemala ya se está vigente la aplicación del bono escolar a las familias, que consiste el otorgar a los padres el 25 por ciento de la cuota de sus hijos en colegios privados. En el caso de la República Dominicana, la especialista considera que el proyecto se podría materializar a través de una alianza público-privada.

De igual forma, la presidente de la Udiep, consideró que las entregas de dispositivos electrónicos que realiza el Ministerio de Educación (Minerd), de cara al próximo año escolar, debería contemplar también a los estudiantes de colegios privados que así lo requieran, pues no todos cuentan con las posibilidades de adquirir estos equipos.

Coronado manifestó que la realidad de los colegios en medio la situación generada por la pandemia es que, de posponerse el inicio del año escolar hasta enero, los colegios, como empresas, necesitarían ser auxiliados por el Estado para poder sobrevivir, mientras que, si las clases inician en septiembre, los padres necesitarían que de alguna manera pueda reducirse el costo de la mensualidad de los colegios, debido a que muchos han sido cancelados de sus puestos de trabajo o han visto mermados sus ingresos.

Deja un comentario