Mario Lama, presidente de (ONEC), señaló que los comercios tienen situación caótica por el toque de queda de los fines de semana

Gerentes de varias tiendas ubicadas en la avenida Duarte, en el Distrito Nacional, y representantes del sector comercio expresaron opiniones diversas acerca del horario del toque de queda durante los fines de semana y el impacto que está generando en las ventas. Sugieren que los sábados sea extendido al menos tres horas.

Roberto Montero, encargado de una de las tiendas de calzado y ropa de la referida vía comercial, afirmó que los días de fin de semana, cuando el toque de queda inicia a las 12:00 del mediodía, deben cerrar sus puertas cuando los clientes comienzan a llegar al establecimiento.

Montero explicó que, producto de la situación, están vendiendo solo un 30 % de lo que deberían, por lo que llamó a las autoridades a aumentar el horario de toque de queda hasta las 3:00 de la tarde los fines de semana.

“Los fines de semana son los días de las ventas. Nosotros tenemos empleados en FASE 1 porque el volumen de ventas no da (para sostener la nómina)”, declaró el ejecutivo, quien reveló que producto de las limitantes que ha impuesto el gobierno por el rebrote de casos de COVID-19 se vio obligado a reducir su nómina de empleados de 23 a seis.

Reveló que la empresa, que tiene tiendas en algunos centros comerciales, está negociando los contratos de alquileres de esos locales para evitar sus cierres.

En tanto, Mario Lama, presidente de la Organización Nacional de Empresas Comerciales (ONEC), señaló que han recibido opiniones de todos los comercios y que la situación es caótica, principalmente los sábados, debido a que es el día que la población que trabaja de lunes a viernes realiza sus compras.

“La gente que está trabajando no puede hacer sus compras los fines de semana porque es limitante hasta las 12:00 del mediodía. Ni siquiera abriendo más temprano el público responde igual, y eso se nota en todos los negocios, no solo en los supermercados, también en las tiendas de ropa, ferreterías, electrodomésticos”, expresó.

Comerciantes entiende la razón para mantener el toque de queda, pero esperan alguna flexibilización. ( PEDRO BAZIL)

Lama, aunque no precisó una cantidad, sostuvo que el porcentaje de ventas de los comercios ha bajado bastante, sobre todo por el horario.

“No me atrevería a sugerir (un horario) porque no lo he consensuado, pero sí de que amplíen el horario del sábado hasta las 5:00 de la tarde porque hasta las 12:00 del mediodía es un poquito fuerte”, consideró.

Manuel Fernández, representante de uno de los supermercados y tienda de la avenida Duarte, aunque reconoció que comercialmente le ha impactado de forma negativa la restricción del horario, aseguró que es por un bien mayor, como lo es la salud de la población.

“Uno entiende el por qué de la restricción, que es tener la salud un poco controlada con este tema del COVID-19, y la apoya. El interés mayor ahora mismo debe ser el control de la enfermedad y los temas comerciales quedan en un segundo plano”, agregó.

Fernández, quien resaltó que no se ha visto en la necesidad de reducir personal, dijo que las ventas se han acumulado en las pocas horas de fin de semana que tienen sus negocios para estar abiertos.

“Si ha bajado, ha bajado menos de un 10 %, pero en la mayoría de los últimos meses se han mantenido positiva (las ventas). Después de la apertura comercial se vende casi parejo (supermercado y tienda)”, declaró

El ejecutivo se mostró de acuerdo en que las autoridades gubernamentales mantengan las restricciones de horario.

Comparte esto!

Deja un comentario