“Trump y Biden en la Batalla Final”

Por Manuel Cruz.

Las elecciones de EE.UU. se han convertido en un tema de vital importancia y preocupación que sobrepasa el interés vernáculo de su población. Pero, la complejidad de su sistema político-electoral genera grandes confusiones, propicia las pasiones y convierte las elecciones en una guerra de intereses más que de sufragios. 

Dentro de ese contexto, es que el presidente Donald Trump y Joe Biden vienen librando una guerra electoral con dos visiones del mundo y de Estados Unidos transversalmente opuestas y, ellos mismos como candidatos y líderes son dos políticos totalmente disímiles.

¿Cómo se Desarrollarán las Elecciones?

Como sucede el 1er martes después del 1er lunes de noviembre de cada 4 años, las elecciones se desarrollarán a través de un sistema combinado de elección directa y representación y de mayoría simple y proporcional. Sin embargo, a pesar de lo que muchos piensan el próximo día 3 el presidente solo se nomina con el voto ya que la verdadera elección será el próximo 14 de diciembre.

En virtud de ello, el día 3 cada Estado votará para elegir la misma cantidad de representantes electorales que el número de legisladores que tienen en el Congreso y, con excepción de los Estados de Maine y Nebraska que tienen un sistema proporcional en todos los demás quien alcanza la mayoría de votos se lleva el número total de los representantes electorales.

En ese sentido, aunque el universo electoral está compuesto por los 538 delegados de los 50 Estados, la realidad es que ganando en 12 específicos se consigue el número mágico de los 270 que se necesitan para ganar. Hay que agregar, que por tratarse de un sistema muy complejo EE.UU. en realidad celebra ese día 50 elecciones diferentes de manera simultánea. 

Además, no solo se nomina al presidente y al vice; también se elegirán 438 congresistas (Diputados), un tercio de los Senadores, 11 gobernadores, alcaldes, fiscales, autoridades escolares y 3 referéndum en Dakota del Sur, Maine y New Jersey. Pero, la elección real del presidente se realizará el 1er lunes después del 2do miércoles de diciembre a través de los delegados.

Los Estados Pendulares.

Por tratarse de la nación más importante del mundo, la guerra de encuestas, la popularidad de ambos candidatos y la complejidad que hemos descrito de las mismas donde quiera que uno se detiene todo el mundo articula la misma pregunta, ¿quién usted cree que ganará las elecciones de Estados unidos?

Dicha respuesta, aunque parezca increíble es muy fácil de responder toda vez que, en EE.UU. el voto está dividido en 2; los llamados (Safe states) Estados seguros y los que representan el verdadero “battleground state” que son los llamados(Swing states) Estados péndulos, purpuras o bisagras.Quien gane ahí será el próximo presidente.

Por tal razón, todo el esfuerzo que están haciendo los candidatos en términos de recursos, estrategias y manifestaciones están dirigidos a conquistar estos 9 Estados flotantes Florida, Pensilvania, Iowa, Ohio, Arizona, Wisconsin, Carolina del Norte, Michigan y Georgia. Esos representan 141 votos y se prevé que para este año habrá 181 votos pendulares.

Desde esa perspectiva, actualmente las encuestas reflejan que de esos Estados Trump solo está ganando en Iowa y Georgia con un 1.6% lo que sin dudas pone a Biden en el carril de adentro, pero no olvidemos que Trump tiene de enemigos a todos los medios que patrocinan encuestas y que, además en todos los Estados purpuras están muy pegados por lo que podría pasar cualquier cosa.

¿Qué Pasa si Ninguno Alcanza los 270?

Aunque es casi imposible que eso pueda pasar hoy, en realidad los delegados no están obligados por ley a votar por nadie en específico una vez son elegidos. Por eso, si ninguno alcanza el número mágico de los 270 como pasó en 1824 entre Jackson, Adams y Crawford entonces el Congreso debe realizar la “elección contingente” de conformidad con la Duodécima Enmienda Constitucional.

En efecto, la Cámara de Representantes debe elegir al presidente de los 3 candidatos con mayores votos y cada Estado representa un voto sin importar el número de legisladores y, el Senado elegirá al Vicepresidente de los dos con más votos. Hay que decir, que ellos elegirán al que decidan sin importar quien consiguió más votos populares ni electorales como pasó con John Quincy Adams.

Deja un comentario